🔥 Disfruta del efecto ¡OHMYGOD!

Envíos nacionales – Entregas personales en Los Altos Mirandinos y La California, Caracas

Mayo es el mes internacional de la masturbación.

Todo comenzó el 1 de diciembre de 1994 en San Francisco, cuando durante una conferencia en la sede de Naciones Unidas, la doctora Joycelyn Elders (la entonces Cirujana General de los Estados Unidos, máxima autoridad en cuestiones de salud) informó acerca de los beneficios de la masturbación en la salud. Añadió que por esa razón, y porque es una parte fundamental de la sexualidad humana, era un tema que debería promoverse entre la gente joven y tratarse en los programas de educación sexual de las escuelas.

 Estas declaraciones le costaron el puesto de trabajo, pero abrieron un debate tan controvertido como necesario. A raíz de este hecho, el año siguiente la firma de juguetes sexuales Good Vibrations creó el Día de la Masturbación, cuyo éxito fue tal que la fiesta se extendió a todo el mes.

Esta práctica de autoconocimiento  y estimulación sexual ha pasado por momentos en donde se consideraba una aberración, una enfermedad mental, un pecado, en fin. Todo a lo que la ignorancia diera lugar. Sin embargo, desde hace unos años se vienen investigando los efectos positivos que tiene la masturbación tanto en hombres como en mujeres y con la idea de desmitificarla, se instauró mayo como el mes de la masturbación”

Aunque este es el mes de la masturbación en general, se hace mas énfasis en el lado femenino porque ha estado mucho más reprimido que el masculino por un tema cultural que nos ha querido minar el sentir y ha relacionado nuestro placer, goce y conocimiento sexual como una tara a nuestro valor personal.

La imaginación juega un papel muy importante y lo primero es tener la mente en situación. Debemos saber que nuestra piel es nuestro órgano sexual más grande y acariciarnos nos empieza a encaminar en un mundo de sensaciones. 

Tocar nuestras zonas erógenas como los pezones, las caderas  y la parte interna de los muslos nos encaminan hacia el placer. 

Los órganos sexuales femeninos se pueden estimular acariciando en primer lugar los labios mayores y el clítoris; podemos humedecer nuestros dedos con algún lubricante o nuestra propia saliva. 

Hay mujeres que se sienten satisfechas solo con esta estimulación, pero se recomienda adentrarse en la vagina, no tiene que ser tan profundo, en los primeros tres centímetros ya hay un sinnúmero de terminaciones nerviosas que seguro las hará disfrutar al máximo.

Tampoco se descarta la utilización de vibradores y/o juguetes sexuales. 

La masturbación es una práctica completamente sana porque permite el conocimiento del cuerpo, de nuestro erotismo e imaginación. Además, esta exploración individual nos ayuda a disfrutar de una forma más plena la sexualidad con otra persona. Y, según estudios, esta práctica sexual puede mejorar la calidad del sueño, combatir el insomnio, disminuir el estrés, entre otros beneficios.